El consumo de alimentos altos en azúcares y un sistema de defensas débil aumentan el riesgo de padecer caries , una enfermedad infecciosa que puede conducir a la pérdida de dientes y representar además, para quienes padecen diabetes , un punto de entrada al torrente sanguíneo de afecciones causadas por bacterias .

El académico de la Facultad de Odontología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Víctor Manuel Mira Morales, explica que las bacterias causan gran parte de las enfermedades bucales al convertir los alimentos en ácidos orgánicos , los cuales generan una desmineralización en el diente y provocan la aparición de caries .
Detalla que este proceso inicia al dañar el esmalte y continúa haciéndolo en una segunda capa llamada dentina (tejido intermedio) hasta penetrar en la estructura interna ( pulpa) del diente, con lo que el paciente ya presenta signos de dolor al grado de requerir una extracción .
Advierte que este problema de salud tiende a mirarse con una pigmentación negra que suele confundirse con residuos de comida o de medicamentos, pero el hecho de tener una mancha oscura habla de la posible existencia de caries , o como comúnmente se dice “que se piquen los dientes”.
Aunque este desarrollo infeccioso es igual para todos los individuos, Mira Morales afirma que quienes viven con diabetes corren mayor riesgo de adquirir algún tipo de infección porque “su sistema inmunológico está deprimido por tratar de compensar el descontrol glicémico”.
De hecho, subraya que un especialista debe tener mucha precaución para ofrecer un tratamiento al paciente porque quien presenta baja presión , niveles de glucosa inestables y carece de un tratamiento farmacológico puede adquirir una bacteriemia (microorganismos en la sangre).
Califica lo anterior como un problema ligero porque se controla con antibióticos, pero cuando las bacterias perjudiciales crecen fuera de control y llegan a la pulpa dentaria ocasionan una endocarditis infecciosa causada por dichos microbios en el torrente sanguíneo y, en consecuencia, pueden provocar la muerte del paciente luego de afectar el corazón .
El especialista precisa que las bacterias al entrar en contacto con la sangre se desplazan al corazón , donde el órgano trata de filtrar y eliminar las toxinas, pero al no conseguirlo desarrolla una infección, así como en el hígado y en las vías urinarias .
“En casos severos también pueden presentar una sepsis generalizada, que es una infección producida por la presencia de bacterias o de toxinas en la sangre y, que al conjuntarse, conllevan al paciente a la muerte”, expone Mira Morales.
A diferencia de los adultos, lo s niños llegan a presentar caries rampante tras dormir toda la noche con el biberón cargado de azúcar en la boca y, aunque suele ser un recurso eficaz para los padres, eso provoca un desequilibrio a nivel microbiano que es capaz de destruir parcial o totalmente los dientes delanteros .
Cómo prevenir la caries
Ante este panorama, el académico de la UNAM exhorta a la población a establecer sólidos hábitos de limpieza dental, como aplicar una técnica de cepillado después de cada alimento, reducir la ingestión de alimentos altos en azúcares y c ambiar de cepillo dental cada que sea necesario .
Igualmente recomendable es emplear hilo dental y enjuagues antibacteriales , además de mantener los niveles de glucosa sanguínea controlados . “Este punto resulta importante porque así prevalece una buena salud bucal”, añade el especialista.
Es indispensable visitar al dentista cada seis meses para un examen completo , pero en caso de padecer diabetes podrá hacerse con mayor frecuencia, sobre todo para prevenir la enfermedad periodontal .